El caso de la mujer que apuñaló a su hijo porque no quería estudiar

El caso de la mujer que apuñaló a su hijo porque no quería estudiar

El japonés Kengo Satake, de 48 años, fue arrestado el pasado domingo por apuñalar hasta la muerte a Ryota, su hijo, porque se negaba a estudiar para los exámenes de nivel de secundaria, informaron hoy fuentes de la investigación.
El crimen ejecutado por Kengo, quien trabaja como transportista y reside en la ciudad de Nagoya, causó gran indignación en la nación asiática, pues el pequeño apenas tenía 12 años de edad y toda una vida por delante.
“Lo apuñalé porque no estudiaba”, explicó Satake a los agentes que lo interrogaron tras su detención.
El hombre fue arrestado aproximadamente una hora después de que acuchillara a su hijo en el pecho con un cuchillo de cocina.
“El niño murió a causa de la gran pérdida de sangre que le provocó la herida en el pecho”, informó la Policía.
El hombre explicó a las autoridades que estaba preocupado porque su hijo no estaba estudiando para los exámenes que se realizan con cada cambio de ciclo escolar en Japón, y de cuyos resultados depende el ser aceptado o no en colegios de mayor prestigio, ya sean públicos como privados.


Satake aseguró que quería que su hijo, que cursaba este año sexto de primaria y debía realizar el examen para el cambio de ciclo a principios de 2017, pudiera acceder al mismo colegio privado de secundaria al que él asistió de niño.

Japón es conocido por la presión que suelen ejercen muchas familias sobre los estudiantes para obtener los mejores resultados académicos posibles.