El curioso caso del multimillonario que solo existió en Instagram

El curioso caso del multimillonario que solo existió en Instagram


El ruso Boris Bork se convirtió en una estrella en la red social por presumir de su vida de millonario, pero escondía un gran secreto.

El ruso Boris Bork se convirtió en una estrella de Instagram por presumir de su vida de millonario. En apenas unas semanas
y subiendo solo 30 imágenes en la popular red social, alcanzó los 20.000 followers.
A juzgar por sus fotos en Instagram, este ruso lo tenía absolutamente todo: viajaba en coches de lujo, comía en los mejores

restaurantes, contaba con helicóptero privado, entre otros lujos. 

Sin embargo, todo era falso.
Y es que Boris no era real, puesto que sólo era el resultado de un experimento de dos amigos que quisieron comprobar que
no hace falta tener mucho dinero, ni complicarse demasiado la vida, para crear un personaje que cause sensación en
internet.
Uno de ellos fue el consultor de marketing Roman Zaripov, de 23 años, quien contó a BBC Mundo que la idea surgió tras
leer un artículo sobre cuánto dinero podría costear crear una estrella de redes sociales.
Junto a un amigo, Roman Zaripov buscó en una red social a una persona de aspecto “fresco” que pudiera pasar por

millonario y finalmente eligieron a Boris Kudryashov. A este le gustó la idea y no tuvo ningún problema en participar.

Finalmente, varias semanas después de poner en marcha el experimento, Roman Zaripov, su creador, publicó un mensaje en

su cuenta de Facebook revelando toda la verdad sobre este supuesto millonario ruso.