Revelan espeluznante confesión de madre que dejó que violaran y descuartizaran a su hija

Revelan espeluznante confesión de madre que dejó que violaran y descuartizaran a su hija


Una madre de Nuevo México se sentó a mirar cómo la prima de su novio y él, violaban a su hija de 10 años el día del cumpleaños de la pequeña a la que mataron.

***ADVERTENCIA: El texto a continuación puede ser perturbador***

Según los reportes de la policía que fueron obtenidos por KRQE News 13, Michelle Martens no hizo nada para detener a su novio, Fabián Gonzales y su prima Jessica Kelley, mientras abusaban y mataban a la niña, aún cuando esta suplicaba.

Según la cadena, los documentos de la policía recogen el testimonio de la mujer quien confesó que 20 minutos después que mataran a su hija,  tuvo sexo con su novio como si nada.

Según los reportes forenses, la niña había sido drogada con metanfetaminas (meth), violada, estrangulada, apuñalada y desmembrada.

Victoria Martens

Las transcripciones de las entrevistas obtenidas por la estación constan de unas cien páginas en las que Martens admitió que se sentó a mirar lo que estas dos personas le hacían a su hija drogada, quien terminó muerta a las 5pm del 23 de agosto, justo un día después de su cumpleaños.

Justice for Victoria
Usuarios de las redes sociales crearon el Hashtag #JusticeForVictoria

En un principio, la madre había dicho que ella y su novio Fabian habían sido atacados en la noche por la prima de éste Kelley, (quien además es una violadora que ya había sido convicta por ese crimen) y que no tenía idea de lo que había pasado con la su hija Victoria.

Michelle Martens
Michelle Martens

De acuerdo a esta primera confesión, Kelley (la prima del novio) entró en la habitación donde Michelle Martens dormía con su novio “y me preguntó si creía en Dios”, luego le empezó a pegar y cuando trato de escapar, le gritó: “tu hija está muerta”.

Durante todas las sesiones de entrevistas, la historia cambió, Martens decía una versión y después otra, en un principio decía que era inocente y que junto a su novio Fabian  Gonzáles habían dejado a la pequeña Victoria con Kelley y luego la niña había muerto después de haber encontrado una droga que consumió.

La madre dijo que al encontrar a Victoria muerta, su novio y la prima se deshicieron del cuerpo (que fue encontrado descuartizado y envuelto en una cobija quemada) y que además los primos la amenazaron de matarla si decía algo.


Michelle Martens y Fabian Gonzales
Michelle Martens y Fabián Gonzáles

La policía continuó investigando y le hicieron creer a Michelle Martens que Fabián Gonzáles les había dicho toda la verdad, así que ella admitió que se había sentado a mirarlos mientras mataban y violaban a su hija, aunque la niña suplicaba que se detuvieran, según reportó KTLA, de Nuevo México.

Jessica Kelley
Fabián Gonzales y su prima Jessica Kelley

Martens admitió que había mirado a la pareja violar a Victoria por lo menos tres ocasiones anteriores antes del día de su muerte y que además pensaba que Gonzáles había estado abusando de ella por lo menos durante un mes, mientras ella iba a trabajar.

Según los documentos, la mujer confesó a la policía que ella había disfrutado ver cuando violaban a su hija y que además permitió que otros dos hombres tuvieran sexo con la pequeña durante los seis meses previos a su asesinato. También confesó que utilizaba el sitio web Plenty of Fish para buscar hombres que tuvieran sexo con su hija.