Evan McMullin, el mormón que puede bloquear el camino de Donald Trump a la Casa Blanca

Evan McMullin, el mormón que puede bloquear el camino de Donald Trump a la Casa Blanca

El 60% de los votantes de Utah son mormones y rechazan el estilo del magnate | El ex agente de la CIA puede privar a Clinton y Trump de los 270 electores en el colegio electoral si gana en ese estado | Ya en las primarias Ted Cruz arrasó en este pequeño estado


Donald Trump se apuntó como independiente a las primarias del Partido Republicano. Y arrasó y dejó por el camino a los candidatos que apoyaba el establishment de la formación que ahora defiende. No obstante, en el estado de Utah, Ted Cruz fue el vencedor incontestable en los caucus que se celebraron en marzo. Este fue un primer aviso para Trump. Ahora otro independiente -como él-, Evan McMullin, amenaza su triunfo en un feudo tradicional del Grand Old Party (GOP) en las elecciones de Estados Unidos.
El estilo del magnate no gusta en el pequeño estado del oeste americano, donde alrededor del 60% de la población es mormona, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, según una encuesta de Gallup del año 2014. Esta iglesia tiene su sede central en la capital, en Salt Lake City. Y no hay ningún otro estado del país norteamericano donde el porcentaje de ciudadanos que profesa esta fe sea tan alto.
Justamente allí ha emergido McMullin, que podría complicar las opciones de Trump de llegar a la Casa Blanca; ello teniendo en cuenta que finalmente le ganara la partida a la demócrata Hillary Clinton en los estados bisagra y sobre todo en Florida. Aunque en las últimas encuestas no arrojan datos inquietantes para Trump, la noche del martes habrá que estar atentos a lo que sucede en Utah.
Puede torpedear el camino a la Casa Blanca de Clinton y Trump
The Salt Lake City Tribune le daba un 30% de los votos a McMullin en Utah en una encuesta publicada a finales de octubre. Trump le rebasaba con un 32% y Clinton se quedaba como tercera con un 24%. Un sondeo de Emerson College del 19 de octubre le situaba por delante de los dos candidatos principales. Es el único. Una encuesta interna de los demócratas de finales de octubre le mostrab un empate con Clinton, sobrepasando a Trump, en el distrito menos republicano de Utah, el cuarto. La media de Real Clear Politics le deja en tercer lugar, a menos de un punto de Clinton, aunque lejos de Trump.
Evan McMullin se presenta sólo en once estados (también espera tener buenos resultados en Idaho y Wyoming), pero podría ser el más votado en Utah y dejar así a a Trump sin los seis electores con los que cuenta para el colegio electoral y complicar así su camino a la Casa Blanca. Por eso la campaña de Trump y otros cargos republicanos aseguraron en los últimos días que votar por McMullin es ayudar a Clinton.
“Nunca es demasiado tarde para hacer lo correcto. Estados Unidos merece algo mejor que Donald Trump o Hillary Clinton. Me ofrezco humildemente como un líder que puede dar una opción a millones de conservadores desafectos”, dijo McMullin en agosto cuando lanzó su candidatura. Fue el único aspirante en formalizar una candidatura alternativa al magnate entre los republicanos, después de meses de rumores sobre terceras opciones.
Si McMullin gana en Utah, todo puede quedar en una gran victoria anecdótica, histórica y simbólica. O bien puede que los seis compromisarios de ese estado priven de los 270 necesarios para ser elegido presidente a Trump y Clinton. De hecho, su triunfo dificultaría el camino al magnate en los escenarios planteados en que puede ganar. Si esto sucede, hay una posibilidad muy remota de que McMullin acabe en la Casa Blanca si las delegaciones republicanas de cada estado en el Congreso votaran por él en vez de por Donald Trump. Pero las protestas de sus seguidores serían masivas y es una opción de la que no se habla mucho en la prensa estadounidense, aunque sí lo han hecho el diario israelí Haaretzy la cadena Fox.
Siguendo la estela de Mitt Romney
En Utah vota y tiene una residencia Mitt Romney, mormón e hijo de este estado (su madre nació allí) que abanderó la oposición a Donald Trump en el seno del Partido Republicano meses atrás. Fue el candidato del GOP que se midió a Obama en 2012.
Hay una petición en Change.org para que Romney apoye a McMullin, pero no tiene más de 600 firmas y ese apoyo no se ha materializado. Lo que sí ha hecho el excandidato republicano es vender una lista de correos electrónicos al independiente para que recaude fondos, según publicó The Washington Examiner ; y uno de sus estrategas se reunió en privado en agosto con McMullin y su equipo, según The Washington Post .
DatoEl partido republicano ha sido el más votado en Utah en las últimas doce elecciones presidenciales
Utah ha optado siempre por los republicanos en las últimas doce elecciones de Estados Unidos. Para más inri, ha sido el estado donde los republicanos han sacado mejores números en siete de los últimos diez comicios. Para muestra, un botón. Romney obtuvo allí un 72,4% de los escrutes frente al 24,9% de Obama en 2012.
Las cálculos de cara al colegio electoral cuentan con que Clinton no ganará en este pequeño estado (su marido fue allí tercero en 1992), pero por primera vez desde 1964 podría no ganarlo tampoco el candidato republicano.
Un exagente de la CIA de 40 años en el mundo de la finanzas
Evan McMullin saluda a unos ciudadanos en Salt Lake City el pasado 1 de noviembre
Evan McMullin saluda a unos ciudadanos en Salt Lake City el pasado 1 de noviembre (George Frey / AFP)
McMullin, nacido en Provo, Utah, tiene 40 años y es mormón. Fue agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) durante once años y sirvió en Irak y Afganistán además de otras zonas en conflicto hasta 2010. Después ha trabajado en el mundo de las finanzas para Goldman Sachs y ha sido consejero en materia de política exterior para los republicanos en el Congreso y ha estado vinculado a uno de sus think tank. De joven estuvo dos años como misionero en Brasil y al volver se licenció en derecho internacional y diplomacia en la universidad mormona Brigham Young University.
Respuesta a TrumpMientras acosabais a mujeres en concursos de belleza yo estaba en el extranjero enfrentándome a terroristas”
EVAN MCMULLIN
Candidato independiente
Se ha convertido en el símbolo anti-Trump entre los sectores más conservadores. Seguidores del magnate inmobiliario le han acusado en las redes sociales de ser gay y de tener a dos madres lesbianas, explicaba The Washington Post . McMullin atribuyó estos ataques al propio candidato, quien dijo en una entrevista a la Fox que le estaba quitando votantes yendo “de coffe shop en coffe shop” y ni si quiera había oído hablar de él. Su candidato a vicepresidente, Mike Pence, dijo en Utah que nadie lo conocía. La respuesta del exagente de la CIA fue clara: “No habéis oído hablar de mí porque mientras acosabais a mujeres en concursos de belleza yo estaba en el extranjero enfrentándome a terroristas”, recoge The Washington Post .
Puede ser el primer independiente en ganar un estado desde 1968
McMullin también puede convertirse en el primer candidato independiente en ganar el voto popular en un estado desde que lo hiciera el segregacionista George Wallace en 1968 en los estados de Georgia, Misisipi, Arkansas, Alabama y Luisiana. También sería la primera vez en 92 años que un candidato gana un solo estado gracias al voto de protesta, según The Washington Post , que se toma muy en serio sus aspiraciones.
También se presentan a las elecciones el Partido Libertario, con Gary Johnson como candidato, y el Partido Verde, con Jill Stein; además de otras formaciones minoritarias como el Partido por el Socialismo y la Liberación (PSL), con Gloria de la Riva como candidata.