VIDEO - Donald Trump suaviza el tono y tiende puentes para unificar y reconstruir Estados Unidos

VIDEO - Donald Trump suaviza el tono y tiende puentes para unificar y reconstruir Estados Unidos

El republicano felicita a Hillary Clinton y su familia y sin hacer mención al muro en la frontera con México se dispone a dialogar con todos los países extranjeros

IÑAKI PARDO TORREGROSA, Barcelona
09/11/2016 09:48 | Actualizado a 09/11/2016 09:53
Donald Trump será el 45 presidente de la historia de Estados Unidos. Y tras proclamarse como vencedor en su “noche histórica”, ha desaparecido aquel candidato arrogante e incendiario del último año y medio. Al menos por un instante. El próximo inquilino de la Casa Blanca ha sacado su tono más conciliador, con los ciudadanos de su país y con los demás países, y ha prometido reconstruir y unificar EE.UU.
Play
Unmute
Loaded: 0%Progress: 0%
Remaining Time -1:00
Fullscreen


En la fiesta de la Torre Trump, en Nueva York, primero ha salido al estrado quien será su vicepresidente, Michael Pence, que ha tenido palabras de agradecimiento para su familia y los votantes y tras una breve intervención ha anunciado que el liderazgo de Donald Trump hará grande a Estados Unidos otra vez.

El multimillonario ha aparecido en el escenario con una marcha entre triunfal y emotiva. Estaba tranquilo,emocionado, andaba lentamente seguido por todo su séquito, su familia y colaboradores.

“Acabo de recibir una llamada de Hillary Clinton. Me ha felicitado, nos ha felicitado, porque esto es cosa de todos. Tiene que ver con todos nosotros. Y yo la he felicitado a ella y a su familia por una campaña en la que ha presentado batalla. Hillary ha luchado muchísimo y tengo una deuda de gratitud con ella por el trabajo que ha hecho por el país”, ha asegurado enunciado el magnate.

La frase
Vamos a arreglar el interior de las ciudades, carreteras, puentes, infraestructuras... Serán las mejores del mundo”
DONALD TRUMP
Se ha comprometido a ser el presidente de todos. “Hemos de unirnos todos como país. Demócratas, republicanos, independientes... Este es el momento. Para aquellos que no queríais apoyarme, me dirijo a vosotros para que trabajemos juntos y unifiquemos nuestro país. Hay que reconstruir nuestro país y renovaremos el sueño norteamericano. Cada estadounidense podrá conseguir y sacar su potencial máximo. Los olvidados ya no serán olvidados”, se ha aventurado a decir.

Trump aparece en su fiesta seguido de su familia
Trump aparece en su fiesta seguido de su familia (Mary Altaffer / AP)
Y poco después ha sacado a relucir su lado más keynesiano. “Vamos a arreglar el interior de las ciudades, carreteras, puentes, infraestructuras... Serán las mejores del mundo. Pondremos a trabajar a millones de personas para reconstruir el país”, ha prometido. Algo así como el plan América Trabaja de Frank Underwood, para los seguidores de House of Cards. “Empezaremos un proyecto de crecimiento personal en el que todo el mundo dará lo mejor de sí mismo. Hace falta que soñemos cosas maravillosas y exitosas para nuestro país”, ha añadido.

Tras ello, ha lanzado su mensaje en clave exterior, sin mención alguna al muro en la frontera con México. “Los intereses de Estados Unidos serán los primeros y a todos los demás países los trataremos con justicia y tendremos grandes relaciones”, ha afirmado antes de empezar con la retahíla de agradecimientos a su familia y sus estrechos colaboradores. Hasta Reince Priebus, jefe del Partido Republicano e inmerso a lo largo de la campaña en varias polémicas con el magnate -igual que Paul Ryan, que también le ha feclicitado-, estaba feliz en la fiesta del Grand Old Party.


“Ha sido muy difícil. Ha sido muy duro”, ha sentenciado un Trump que también ha tenido buenas palabras para los veteranos.