video - ‘¡No puede tocarme ahí!´: paciente de cáncer de seno dice que fue humillada en aeropuerto

VIDEO - ‘¡No puede tocarme ahí!´: paciente de cáncer de seno dice que fue humillada en aeropuerto

A Denise Albert le diagnosticaron cáncer de seno en el 2015.
Ello ocurrió tres años después de haberse separado de su esposo, de quien en la actualidad está divorciada. Ocurrió 11 años después del nacimiento de Jaron, su primer hijo, y siete años después que nació Jaylan, su segundo.
Aunque la vida le resultaba difícil, Albert no se abrumaba.
En aquel entonces, Albert le dijo a la revista People: “Estos son los inconvenientes del divorcio. Fue la primera vez que pensé en mí como madre soltera. Siempre dije que mis hijos tenían papá, excepto que no vivíamos juntos. Pero más tarde, cuando me enfermé, ¿cómo me las podía arreglar? Sé cuál es la respuesta, pero es algo que asusta de todos modos. Saldré adelante. Yo soy así. Soy fuerte y decidida”.

Paciente de cáncer de seno dice que TSA la humilló en aeropuerto

Denise Albert, paciente de cáncer de seno, tiene un puerto médico en su pecho utilizado para su quimioterapia. Durante una revisión de seguridad en el Aeropuerto de Los Angeles, les explicó a los agentes de TSA sobre su enfermedad y que no la pueden tocar en el pecho. Dice haberse sentido humillada por la experiencia.
Denise Albert The MOMS and @themoms for Twitter

Comenzó a escribir un blog, The Moms, sobre su divorcio y el cáncer que padece, a la vez que discutía estos tópicos en su programa Sirius XM.
Pero lo que le sucedió el domingo la alteró tremendamente.
“Anoche estaba tan mal que no mencioné todos los detalles”, escribió en Facebook, al hablar de la “humillante” experiencia que tuvo con la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) en Los Angeles.
Albert comenzó a recibir sesiones de quimioterapia en febrero, y los doctores que la atienden le aconsejaron usar un puerto médico, una especie de dispositivo que la página web UW Medicine (que publica la Universidad de Washington) describe como un catéter o un “tubo plástico largo y hueco” que se “conecta a un pequeño depósito de plástico y metal”. El dispositivo se utiliza para inyectar medicamentos directamente a la vena.
El puerto, hecho de metal que se le implantó a Albert, de 42 años, en el pecho, se emplea para la quimioterapia, que no ha sido nada fácil para ella. En la actualidad usa una peluca debido a la pérdida del cabello, y el tratamiento le provocó una infección en el cuerpo, “me alcanzó hasta los pies”, escribió.
Para luchar contra esta infección, Albert lleva un gran frasco de crema médica, que es mayor de las tres onzas que se permite llevar en un avión.
Naturalmente, esto hace que volar le resulte particularmente difícil. Albert tiene que advertir a los agentes de la TSA sobre el gran tamaño del recipiente donde lleva la crema, así como que no se puede quitar los zapatos debido a la infección, y que tiene un puerto de metal en el pecho, que puede activar las alarmas cada vez que pasa por un detector de metales.
Según Albert, el domingo hizo todo esto cuando pasaba por los puntos de seguridad en el Aeropuerto Internacional de Los Angeles, pero a los agentes de la TSA no pareció importarles.
Cuando pasó por el escáner, los agentes le pidieron que se quitara los zapatos.
“Les expliqué que no llevaba calcetines y que la crema es para una infección en los pies”, escribió.
Pero le dijeron que tenían que registrarla.
“No sé qué fue diferente esta vez pero los agentes trataron de registrarme agresivamente a la vista del público”, escribió.
Luego de que la agente terminó con el rgistro de las piernas, intentó tocarle el pecho a Albert, quien de inmediato reaccionó, alejándose de la agente y diciéndole una y otra vez: “Usted no me puede tocar ahí”, al tiempo que se cubría con las manos.
La TSA dio a conocer una declaración, donde dice que tiene planeado investigar lo ocurrido y trabajar con Albert “para solucionar sus preocupaciones”.




Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article120562953.html#storylink=cpy