Miembro equipo rescate logró penetrar al hotel sepultado por avalancha de nieve en Italia confirma “hay muchos muertos”

Miembro equipo rescate logró penetrar al hotel sepultado por avalancha de nieve en Italia confirma “hay muchos muertos”

Uno de los integrantes del equipo de rescate que ha conseguido entrar en el Hotel Rigopiano de la localidad italiana de Farindola, sepultado por un alud tras los terremotos de este miércoles, aseguró que“hay muchos muertos”, en declaraciones que recogen los medios de comunicación locales.

20170119_084744



La prensa italiana, que cita fuentes de los socorristas, avanza que ha sido extraído un primer cadáver del interior del establecimiento. Se trata de un hombre.

Los equipos de rescate continúan excavando en el hotel, buscando desaparecidos, en condiciones “dificilísimas”. Los socorristas excavan entre montañas de nieve en este cuatro estrellas, que el pasado fin de semana alojaba a cerca de 200 personas.

Protección Civil del Ayuntamiento de Penne, en la provincia de Pescara, explicó que este miércoles eran 22 los huéspedes registrados en el establecimiento, que se encuentra inmerso en el macizo del Gran Sasso, a unos 1.300 metros de altura, en la cordillera de los Apeninos. A ellos hay que sumar el personal que trabaja allí. En total se estima que unas 30 personas están atrapadas.

Los equipos de rescate se pusieron en marcha después de recibir este miércoles algunos mensajes de texto en los que se advertía de la avalancha, pero las condiciones del tiempo con intensas nevadas y más de cinco metros de nieve acumulados han hecho muy difícil el ascenso.

Sobre las cuatro de la madrugada de este jueves llegaron con esquíes los primeros equipos del Cuerpo de los Alpinos y rescataron a dos huéspedes. Ambos se encontraban fuera del hotel durante el alud y pudieron refugiarse en un coche y advertir de lo sucedido.

Los supervivientes han sido identificados como Giampiero Parete y Fabio Salzetta. “Lo he perdido todo. Mi mujer y mis dos hijos, de seis y ocho años, están allí dentro“, ha declarado el primero, según publica Corriere della Sera. “Yo me salvé porque fui a coger una cosa del coche”, ha agregado.

Según fuentes del Ayuntamiento de Farindola, el primer equipo de rescate que llegó al establecimiento lo encontró con algunos derrumbes y totalmente cubierto por la nieve. Pudieron ver algunas luces encendidas pero no se oían voces en su interior.

Los bomberos, que han podido entrar con unidades caninas, afirman que no captan señales de los desaparecidos. Estos llegaron junto con otros equipos de rescate a la zona gracias a las turbinas que fueron abriendo paso en la carretera, donde se han acumulado más de tres metros de nieve.

Algunas unidades de este cuerpo habían llegado previamente al lugar con helicópteros.


Fuente: 20minutos.es.