Pekín reitera a Trump que la política de una sola China es "innegociable"

Pekín reitera a Trump que la política de una sola China es "innegociable"

La respuesta llega después de que el presidente electo de EE.U.U volviera a amenazar con no respetar a Pekín si no acepta negociar los lazos comerciales bilaterales

EFE, Pekín
15/01/2017 05:32 | Actualizado a 15/01/2017 09:36
El Gobierno de China ha reiterado en respuesta a Donald Trump que la política de una sola China, que rige sus relaciones con otros países, es "innegociable", después de que el presidente electo de EE.UU. volviera a amenazar con no respetarla si Pekín no acepta negociar los lazos comerciales bilaterales.
Play
Unmute
Fullscreen

"Urgimos a Estados Unidos a que se dé cuenta de la alta sensibilidad que tiene la cuestión taiwanesa y respete los compromisos tomados por los anteriores gobiernos norteamericanos", ha señalado en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Lu Kang. El Gobierno de China es el único con legitimidad para representar a esa nación, "un hecho reconocido internacionalmente que nadie puede cambiar", ha insistido la fuente oficial.

Urgimos a Estados Unidos a que se dé cuenta de la alta sensibilidad que tiene la cuestión taiwanesa y respete los compromisos tomados por los anteriores gobiernos norteamericanos”
LU KANG
Ministro de Asuntos Exteriores chino

Trump dio a entender el viernes en una entrevista al diario Wall Street Journal que no respetaría el principio de una sola China, que implica no reconocer a Taiwán como un Estado, a menos que Pekín cambiara prácticas comerciales y políticas monetarias que él considera perjudiciales para Estados Unidos.

"Todo esta bajo negociación, incluido el principio de una sola China", subrayó Trump, una afirmación que ya lanzó en diciembre durante una entrevista a la cadena de televisión Fox News, y que también despertó entonces críticas y preocupación en Pekín.

Trump ha asegurado que desarrollará una política dura frente a China
China obliga a todos los países con los que mantiene lazos diplomáticos a que respeten ese principio, según el cual el Gobierno de Taiwán -nacido del exilio a esa isla del bando perdedor en la Guerra Civil entre comunistas y nacionalistas- no es legítimo y no se pueden tener lazos diplomáticos oficiales con él.

Trump, que en noviembre aceptó una llamada telefónica de la presidenta taiwanesa Tsai Ying-wen, un gesto que igualmente fue condenado por el régimen comunista chino, ha mostrado desde su victoria electoral que desarrollará una política dura frente a China tanto en lo político como en lo comercial, lo que hace temer fuertes encontronazos entre las dos superpotencias.


Los medios oficiales chinos advirtieron esta semana que EE.UU. se encaminaba a una "confrontación devastadora", y hasta lanzaban la hipótesis de un conflicto bélico, incluso nuclear, entre las dos principales economía mundiales, si las amenazas y advertencias de Trump y su equipo se materializaban.