Trump reta a México: si no va a pagar por el muro, "mejor cancelar la próxima reunión" con Peña Nieto

Trump reta a México: si no va a pagar por el muro, "mejor cancelar la próxima reunión" con Peña Nieto

El presidente estadounidense escribió varios tuits en los que afirma que Estados Unidos tiene un déficit comercial con México de 60,000 millones y deslizó la idea de que si Enrique Peña Nieto no quiere pagar el muro en la frontera es mejor que no se desplace a Washington.

Tras la firma de una orden ejecutiva el miércoles para la ampliación del muro entre Estados Unidos y México, muchas fueron las voces que han pedido al presidente Enrique Peña Nieto que cancelara su reunión con el presidente en los próximos días. Ahora es el propio Donald Trump quien se suma a esa petición.
Este jueves el mandatario estadounidense escribió un tuit en el que afirmaba que Estados Unidos tiene un déficit con México de 60,000 millones y citó el tratado NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) como consecuencia de las pérdidas de trabajos en el país.
Por eso, el presidente sugería que si "México no está dispuesto a pagar por el tan necesario muro, entonces es mejor cancelar la próxima reunión".
The U.S. has a 60 billion dollar trade deficit with Mexico. It has been a one-sided deal from the beginning of NAFTA with massive numbers...
of jobs and companies lost. If Mexico is unwilling to pay for the badly needed wall, then it would be better to cancel the upcoming meeting.

Toda la presión estaba el miércoles por la noche en el tejado de la diplomacia mexicana después de las órdenes ejecutivas firmadas por Trump sobre inmigración y seguridad fronteriza en las que se daba los primeros pasos para la ampliación del muro en la frontera. Además, en su primera entrevista como presidente, Trump volvió a reafirmar que el vecino del sur iba a pagar el costo de una obra faraónica que muchos han puesto en cuestión por su viabilidad.
publicidad
Pese a estas iniciativas, el presidente Peña Nieto mantenía la reunión con el nuevo inquilino de la Casa Blanca prevista para el próximo 31 de enero. En un mensaje lanzado el miércoles por la noche, el presidente mexicano se limitó a lamentar las medidas ejecutivas en materia de seguridad fronteriza aprobadas en Washington, pero evitó el suspender la reunión.
Según dijo, todo dependía de las negociaciones que se estaban llevando entre una delegación mexicana de alto nivel que estaba en Washington de la que forma parte el canciller Luis Videgaray y el ministro de Economía, Ildefonso Guajardo.
"Lamento y repruebo la decisión de Estados Unidos de continuar la construcción de un muro que desde hace años, lejos de unirnos nos divide. México no cree en los muros", dijo Peña Nieto, quien no dio detalles de la reunión entre las delegaciones y que se alargó por aproximadamente 10 horas.
"México ofrece y exige respeto como la nación plenamente soberana que somos", pidió.
 
Peña Nieto: "Lamento y repruebo la decisión de EEUU de continuar la construcción de un muro" /Univision
   

En todo caso, el miércoles Videgaray -quien fue el organizador del encuentro entre Peña Nieto y Trump durante la campaña electoral- afirmó que la visita del mandatario mexicano se mantenía.
"La reunión, por ahora, sigue en pie", dijo. "Quiero aclarar, si es preciso, que la reunión de trabajo entre los presidentes en Washington el próximo martes sigue confirmada", subrayó. Además, recalcó que había percibido disposición del equipo de Trump para lograr acuerdos. "Es un día de contrastes", concedió.

Las primeras medidas de México

En su mensaje, Peña Nieto avanzó algunas medidas que, según explicó, para defender a los mexicanos en territorio estadounidense.
publicidad
Según informó, "los 50 consulados en Estados Unidos se convertirán en auténticas defensorías de los derechos de migrantes".
"Nuestras comunidades no están solas, el Gobierno de México les brindará la asesoría legal que les garantice la protección que requieran. Convoco a legisladores y a organizaciones de la sociedad civil a que sumemos esfuerzos para respaldarlas y apoyarlas", añadió.
Trump y Peña Nieto se reunieron en agosto en la capital mexicana, un encuentro que fue duramente criticado porque por aquel entonces el republicano era solo el candidato a la presidencia por el Partido Republicano. Hillary Clinton, rival de Trump en las elecciones, declinó reunirse con el mandatario mexicano.