Blogroll



Una anciana le entra a plomazos a un ladrón que se entró a robar a su casa

Una anciana le entra a plomazos a un ladrón que se entró a robar a su casa

La anciana Rebbie Roberson de 74 años cuenta la historia así: “Tuve que ponerme justo frente a él, no sabía si iba a matarme o qué”, dijo. El domingo, esta abuela de Texas se disponía a ver un programa de TV cuando escuchó ruidos. Así, en un instante, se vio cara a cara con el ladrón. Rápida de reflejos, alcanzó a tomar el arma que tiene en su poder hace 38 años.



“Cuando quise levantarme, él ya estaba apuntándome a la cara”, informó, aún en pánico. La abuela siguió al supuesto ladrón por toda la casa y dejó como evidencia varios hoyos de disparos en las paredes de su hogar. A pesar de que lo intentó, no dio pegarle un balazo al ladrón: “No sé si le di, ojalá”. “Fue el susto de mi vida”, dijo ella.




En Texas la legítima defensa está en el Código Penal, por lo que las acciones de ella no asombraron a nadie. “Nuestros ciudadanos tienen el derecho a defenderse y a defender a sus familias”, dicen los investigadores. Además de la legalidad de las acciones de esta abuela, el uso de armas para defensa propia está aceptado para combatir el delito.