Niegan la entrada a EE.UU. a un profesor musulmán británico durante un viaje escolar

Niegan la entrada a EE.UU. a un profesor musulmán británico durante un viaje escolar

Juhel Miah fue escoltado hasta la salida del avión e interrogado sin que las autoridades estadounidenses hayan dado una explicación sobre el motivo

REDACCIÓN, Barcelona
21/02/2017 15:08 | Actualizado a 21/02/2017 18:43
Un profesor británico musulmán que viajaba la semana pasada camino de Nueva York como miembro de un grupo escolar del sur de Gales cuando le fue denegada la entrada a los Estados Unidos sin que, de momento, se sepa el motivo, explica The Guardian .

Juhel Miah y un grupo de niños y profesores estaban a punto de despegar de Islandia el pasado16 de febrero de camino a EE.UU. cuando fue expulsado del avión en Reykjavik. Justo una semana antes, un tribunal de apelación de EE.UU. había ratificado la decisión de suspender la orden ejecutiva de Donald Trump, que prohibía temporalmente la entrada al país de siete países de mayoría musulmana pero, en ningún caso, de ciudadanos del Reino Unido.

Juhel Miah y un grupo de niños y profesores estaban a punto de despegar de Islandia camino a EE.UU. cuando fue expulsado del avión
El viaje siguió como estaba planeado, pero los alumnos y colegas quedaron conmocionados y angustiados después de que el profesor de matemáticas, que tenía documentación válida para la visa, saliera de la aeronave escoltado por personal de seguridad.

Miah, de 25 años y residente en la localidad de Swansea, denuncia que le hicieron sentir como un criminal y que estaba tan preocupado que no comió ni durmió durante dos días. ”Todo el mundo me miraba”, ha explicado al diario británico. “Mientras recogía mi equipaje, los profesores y los niños estaban confundidos. No podía creer lo que estaba sucediendo. Estaba siendo escoltado. Me hicieron sentir como un criminal. No podía hablar, había perdido la palabra”.

“No podía creer lo que estaba sucediendo. Estaba siendo escoltado. Me hicieron sentir como un criminal”
Al regresar al aeropuerto, una mujer le dijo que había sido deleccionado para un registro de seguridad al azar. “Me llevó a una habitación, me hizo sentarme en un taburete, quitarme los zapatos, la chaqueta, miró bajo mis pies, cogió un hisopo para cepillar sobre mis manos y la maleta, la ropa y la sudadera de la escuela. Me dijeron que todo estaba bien y luego me fui”, recuerda.

De allí, lo llevaron a un hotel. “Estuve esperando dos horas para tener una habitación. Era horrible. Había agujeros en las sábanas, una bolsa sucia debajo de la cama, la luz no funcionaba y sólo funcionaba la lámpara”. Miah fue a abrir la maleta para buscar el cargador del teléfono cuando se dio cuenta que le habían quitado el candado. “Estaba tan paranoica, tenía tanto miedo, que no dormí ni comí en dos días. “

El empleador del maestro, el consejo de Neath Port Talbot, ha escrito a la embajada estadounidense en Londres pidiendo una explicación y el tema está siendo estudiado por políticos galeses. Un portavoz del consejo afirma que Miah sufrió “un acto injustificado de discriminación” y recuerda que el profesor es un ciudadano británico que no tiene doble nacionalidad.


El consejo de Neath Port Talbot, ha escrito a la embajada estadounidense en Londres pidiendo una explicación y el tema está siendo estudiado por políticos galeses