02:20
02:20
 
Akbar Salubiro salió de su casa en la región de Célebes Occidental, Indonesia, el domingo por la noche para ir a trabajar en una cercana cosecha de palma.
Al ver que el joven de 25 años no regresaba, sus vecinos y amigos se comenzaron a movilizar el lunes por la noche para tratar de encontrarlo.
Fue entonces que en el propio jardín trasero de la casa de Akbar hallaron una serpiente pitón con un bulto gigante en el estómago. Las botas de Akbar parecían distinguirse en su interior.
En ese momento, un hombre utilizó un gran cuchillo para abrir el estómago de la pitón y allí descubrió el cuerpo sin vida de Akbar. Todo quedó registrado en video.
Medios locales reportaron que la esposa de Akbar, Munu, había salido de la casa y se enteró al ver las imágenes del hallazgo en los medios.
Se cree que Akbar fue atacado desde atrás. Salubiro Junaidi, un funcionario municipal, dijo que tenía información de "gente que oyó gritos esa noche desde la arboleda de palmas".
Las pitones reticuladas son una especie común en el sudeste asiático. Allí suelen atacar a seres humanos, a los que estrangulan hasta la sofocación y la muerte
.