Blogroll



COMPARTELO - ¿Tiene Corea del Norte capacidad para lanzar un ataque nuclear?

COMPARTELO - ¿Tiene Corea del Norte capacidad para lanzar un ataque nuclear?

Con el anuncio de que “está lista para reaccionar a todo tipo de guerra que desee Estados Unidos", Corea del Norte le ha salido al paso a lo que considera una provocación del gobierno de Donald Trump con el envío a aguas del océano Pacífico cercanas a la península de una flotilla de combate liderada por el portaaviones USS Carl Vinson.

Video relacionado: Despliegue militar de EEUU cerca de Corea del Norte



El tono del mensaje que el gobierno de Kim Jong-un hizo público el pasado lunes adquiere un matiz mucho más grave, sobre todo ahora que se acerca el 15 de abril, fecha del 105 aniversario del nacimiento Kim Il Sung, el fundador del régimen norcoreano, y en la cual su nieto se propone llevar a cabo un nuevo ensayo con un misil balístico intercontinental.


De manera que para muchos sea pertinente en estos momentos preguntarse sobre la real capacidad que tiene el gobierno de Pyongyang para producir, sostener y emplear un arsenal nuclear, toda vez que desde el alto mando de ese país ya asumieron que un ataque como el llevado a cabo por el ejército estadounidense contra una base militar en Siria justifica a cabalidad la decisión del Máximo Líder norcoreano de poner a su país en pie de guerra.

Lanzamiento de misil en Corea Un hombre observa en la televisión de Corea del Norte el 6 de abril de 2017.

“Las sucesivas administraciones de EEUU han atacado a aquellos países que no tenían armas nucleares”, explicaba el ministerio de Exteriores de Corea del Norte en un comunicado, de cierta manera para justificar que su país sí posee este tipo de armamento y para alertar que sí hará uso de él de ser necesario.


"La realidad confirma que nuestra decisión de reforzar nuestro poder militar y enfrentar la fuerza con la fuerza fue una decisión acertada un millón de veces, teníamos razón al incrementar nuestra fuerza nuclear de forma importante", añadía el texto.

Estas palabras explican sin lugar a dudas que el supuesto programa nuclear de norcoreano siga siendo una fuente de profunda preocupación para la comunidad internacional, máxime cuando sus líderes se ocupan de alardear con el dato de que ya han realizado cinco pruebas nucleares desde su territorio.


Capacidad nuclear, ¿pero de qué tipo?

Según los conocedores, técnicamente Pyongyang ya habría logrado concebir este tipo de arma, aunque debe aclararse que para lanzar un ataque nuclear contra cualquiera de sus vecinos debe ser capaz de lograr una ojiva nuclear lo suficientemente pequeña como para caber en un misil.

Desde ese país se ha dicho que han logrado "miniaturizar" ojivas nucleares, pero esto es algo que nunca ha sido verificado de forma independiente, por lo que algunos expertos han puesto en duda las afirmaciones.


En marzo de 2016, el portavoz del Pentágono, Peter Cook, opinó que Estados Unidos no había visto a Corea del Norte demostrar la capacidad necesaria para miniaturizar una ojiva.

Dos días después, el almirante Bill Gortney, responsable de la defensa del espacio aéreo de Estados Unidos, le declaró a un panel del Senado que era “prudente” asumir que Pyongyang podría atacarlos, si bien la comunidad de inteligencia le dio “muy pocas probabilidades de éxito”.

De acuerdo con su propia propaganda, el régimen norcoreano ha realizado exitosamente cinco pruebas nucleares: en 2006, 2009, 2013 y en enero y septiembre de 2016.

Se pudiera creer que el rendimiento de estas armas bombas habría aumentado, sobre todo si se tiene en cuenta que la última de las pruebas realizadas, la de septiembre de 2016, evidenció un rendimiento explosivo de entre 10 y 30 kilotoneladas.

Interrogantes sobre el material nuclear

Otra cosa que se preguntan los analistas es si en realidad se trató de artefactos atómicos, o solo de bombas de hidrógeno, que son más poderosas.

Las bombas H utilizan la fusión de los átomos para liberar cantidades masivas de energía, mientras que las bombas atómicas utilizan la fusión nuclear, o la división de los átomos.

Al parecer en las pruebas llevadas a cabo por Pyongyang en los años 2006, 2009 y 2013 se utilizaron exclusivamente bombas atómicas.

Sin embargo, Corea del Norte aseguró que su prueba de enero de 2016 había sido realizada con una bomba de hidrógeno.

La otra interrogante gira alrededor del material de partida para estos ensayos nucleares. Los analistas creen que las dos primeras pruebas (2006 y 2009) usaron plutonio, pero Corea del Norte empleó plutonio o uranio incluso en la prueba de 2013 es algo que no está claro.

Valga tener en cuenta que una prueba de uranio marcaría un salto significativo hacia el éxito del programa nuclear norcoreano, ya que mientras que las existencias de plutonio en el país son finitas, si ese régimen llega a enriquecer uranio podría construir sin lugar a dudas un arsenal nuclear.

Este enriquecimiento de plutonio también tiene que ocurrir en instalaciones grandes y fáciles de localizar, mientras que el enriquecimiento de uranio puede llevarse a cabo más fácilmente en secreto, lo que le agrega misterio a este tema que implica a todos los países del mundo.

En septiembre de 2016, el profesor Siegfried S. Hecker, de la Universidad de Stanford, un gran estudioso del desarrollo de armas en Corea del Norte dijo que “debemos asumir que la RPDC diseñó y demostró que tiene ojivas nucleares que pueden montarse en algunos de sus misiles de corto alcance y quizás de alcance medio”.

Hecker dijo que la capacidad de Pyongyang para lanzar un misil balístico intercontinental equipado con una ojiva nuclear capaz de llegar a los Estados Unidos estaba “muy lejos, tal vez de 5 a 10 años, pero que probablemente lo pudiera lograr si su programa no se veía restringido”.

Se cree que en un punto determinado de las montañas cercanas de Yongbyon, al norte de Pyongyang, se encuentra la principal instalación nuclear de ese país, aunque se conoce que las pruebas realizadas en enero y septiembre de 2016 se llevaron a cabo desde Punggye-ri.

Tanto Estados Unidos como Corea del Sur han revelado que creen que Corea del Norte posee sitios adicionales vinculados a un programa de enriquecimiento de uranio, mineral del cual el país ostenta abundantes reservas.

En 2005, Corea del Norte firmó un acuerdo histórico en el que renunciaba a sus ambiciones nucleares a cambio de ayuda económica y concesiones políticas. Incluso en 2008 llegó a destruir la torre de refrigeración de Yongbyon, como parte del acuerdo de desarme. Pero al año siguiente las conversaciones se estancaron.

Las pruebas realizadas en 2016 acarrearon una masiva condena internacional, incluso de parte de su principal aliado, la vecina China, e incrementaron las sanciones de la ONU.

Hace apenas unos días, analistas han llamado la atención de la inusual actividad que revelan los satélites que observan la base de ensayos nucleares de Pyunggye-ri, por lo que no es descabellado pensar que Pyongyang se apresta para un nuevo ensayo.