COMPÁRTELO - VIDEO EEUU: Recompensa de 50.000 dólares para quien ayude a capturar al ‘asesino de Facebook’

COMPÁRTELO - VIDEO EEUU: Recompensa de 50.000 dólares para quien ayude a capturar al ‘asesino de Facebook’

El estadounidense Steve Stephens, que este domingo asesinó a un anciano a quemarropa en Cleveland (Ohio, Estados Unidos) y subió el vídeo a Facebook, segíua fugado este lunes, pese al creciente cerco de la autoridades, que actúan contrarreloj para evitar que materialice sus amenazas de seguir matando. Imágenes Steve Stephens 1 Foto El jefe de Policía de Cleveland, Calvin Williams, dijo en rueda de prensa que el cerco policial se va a ampliar ante la posibilidad de que Stephens haya conseguido huir a los estados vecinos de Pensilvania, Indiana, Michigan e incluso Nueva York, donde el sospechoso tiene familia.
La prioridad de las fuerzas de seguridad, que ahora cuentan con la ayuda del Buró Federal de Investigación (FBI), es que el sospechoso no siga matando, como aseguró que haría en otros vídeos que subió a la red social de Facebook tras el asesinato.
Las autoridades federales han ofrecido una recompensa de 50.000 dólares (cerca de 47.000 euros) para quienes puedan ofrecer información para arrestar al sospechoso, al que han pedido que se entregue. El alcalde de Cleveland, Frank Jackson, aseguró que están “intensificando los intentos de encontrar y entregar a la Justicia a Stephens”, cuyas fotos se han distribuido en la prensa, junto con la descripción y matrícula del vehículo que conducía en el momento del asesinato, un Ford Fusion color blanco.
Stephens mató este domingo a tiros en directo a través de Facebook a Robert Godwin, de 74 años, a quien eligió supuestamente al azar, mientras que en otros vídeos en la red social aseguraba haber matado a 15 personas e iba a seguir con los asesinatos debido a un despecho amoroso. “No vamos a parar hasta que lo detengamos”, aseguró el jefe de la Policía de Cleveland, Calvin Williams., que ahora cuenta con la ayuda de policías de varios estados, además de la Policía federal. Williams reveló que, tras el asesinato, Stephens se puso en contacto con ellos y fue instado a entregarse, pero no hubo éxito. Sobre las alegaciones del individuo de que había cometido otros asesinatos, el responsable policial indicó que los investigadores no han encontrado evidencias que apunten a que ese extremo sea cierto.
“No hemos detectado que haya más víctimas”, aseguró. Stephens, de 37 años y vecino de Cleveland, había escrito en su cuenta de Facebook antes del asesinato que quería matar y en sus mensajes culpaba a su exnovia, que identifica como Joy Lane, de las atrocidades que planeaba cometer.