COMPÁRTELO - Otras tres mujeres acusan dominicano supuestamente abusarlas sexualmente en farmacia

COMPÁRTELO - Otras tres mujeres acusan dominicano supuestamente abusarlas sexualmente en farmacia

NUEVA YORK._ Otras tres mujeres, se sumaron a las acusaciones de cuatro, imputándole al guardia de seguridad dominicano de una farmacia de la cadena CVS, haberlas abusado sexualmente también, para no denunciarlas a la policía, cuando supuestamente robaron en el establecimiento en Queens.

La fiscalía dijo que jueves, que espera que otras víctimas de Ramos, se acerquen a querellarse ante el Ministerio Público.

Ramos, de 29 años, casado y con hijos, supuestamente chantajeaba a las presuntas ladronas para que fueran con él a un cuarto de investigación, donde les exigía desnudarse, les hacía fotos en sus partes íntimas y luego las obligaba a tener relaciones sexuales, a cambio de entregarlas a la policía.

Los investigadores dicen que el guardia de seguridad, también advertía a las víctimas no delatarlo para que ellas no enfrentaran las acusaciones por robo y otros delitos.

Él custodiaba la farmacia CVS situada en la avenida Ditmas, cerca de la calle 4 Este en el vecindario Ditmas Park.

En uno de los casos, acorde con la acusación, una de las mujeres dijo que  Ramos la sorprendió  con varias botellas de limonada y avena  de la marca  “Mike´s  Hard”, el 15 de marzo.

Cuando la  llevó aparte para  interrogarla, le exigió que le permitiera tomarle fotos de sus partes íntimas y las nalgas. Si no lo hacía, le dijo que iba a llamar a la policía.

La mujer aceptó de mala gana y fue llevada a un cuarto de baño, donde se quitó los pantalones y se dejó fotografiar. Ramos abusó de ella durante la sesión de fotos en la cual le tomó seis imágenes, dijeron los fiscales.

No dejó que la mujer saliera de la farmacia hasta que la hizo firmar un formulario en el  que ella se comprometió a no decirle a la policía lo que pasó.

Además de esa, notas similares de otras tres víctimas fueron encontradas en la mochila de Ramos después de que confesara a los detectives del Escuadrón de Víctimas Especiales de la policía el lunes.

También admitió  tomar fotos de las víctimas que se presentaron, pero dijo que había borrado las imágenes de su teléfono.

Es acusado de coerción,  acoso, tocando uso de la fuerza, asalto y abuso sexual en marzo.

Su abogada, Sharon Weintraub Dashow, dijo que Ramos niega las acusaciones y que ha trabajado en la CVS sin incidentes durante tres años.

Los fiscales querían que la jueza Rachel Freir le impusiera a  Ramos una  fianza de $5.000, pero lo dejó en libertad sin fianza bajo el Programa de Libertad Supervisada del alcalde de Blasio. Bajo ese programa, el personal del tribunal estará en contacto con Ramos y lo animará a presentarse a  su próxima cita en la corte.

“No creo por un segundo que esto no es un asunto muy serio”, dijo la jueza  Freier. “Esto no es para tomarse a la ligera”.

Ramos no habló al salir del tribunal en  Brooklyn vistiendo una sudadera con capucha negra con la frase “Más allá del límite”  en la parte delantera.

Un portavoz de la oficina corporativa de CVS dijo que la compañía está en proceso de decidir  sobre su empleo.

“Las presuntas acciones del señor Ramos constituyen una violación grave de las políticas de CVS Pharmacy y son completamente contrarias a nuestros valores”, dijo el portavoz Gary Serby en un comunicado enviado a medios locales.

“CVS tiene políticas y procedimientos estrictos para garantizar que los presuntos ladrones sean tratados legalmente y con respeto. Los empleados no están autorizados a detener a los sospechosos a menos que vayan acompañados de otro compañero del mismo sexo que los detenidos”.

CVS dijo también  que está trabajando con los investigadores que están tratando de localizar a otras posibles víctimas.

No todas las mujeres que el guardia supuestamente abordó estaban relacionadas a robos  en la farmacia,  dijeron las autoridades.


Por Miguel Cruz Tejada