Blogroll



COMPÁRTELO - Trump desveló secretos altamente clasificados al ministro ruso de Exteriores

COMPÁRTELO - Trump desveló secretos altamente clasificados al ministro ruso de Exteriores

El consejero de seguridad nacional califica de falsa la noticia avanzada por ‘The Washington Post’

A las pocas horas de echar al jefe del FBI, James Comey, en plena investigación por la conexión rusa, el presidente Donald Trump recibió el miércoles al embajador de ese país. Sergei Kislyak, y al ministro de Exteriores Sergei Lavrov. En esa reunión, el anfitrión se jactó y compartió información altamente secreta con el tradicional enemigo de Estados Unidos sobre planes del Estado Islámico (EI).

La primicia, que provocó una monumental revuelo en la capital y el país, la avanzó el The Washington Post y también la lanzó al cabo de un rato el The New York Times tras conseguir una confirmación de sus fuentes.


El asunto se agrava por la circunstancia de que el país informante, que ha salido mal parado, no había dado autorización alguna para compartir esa información. La pista fue considerada tan sensible por la inteligencia estadounidense que ni siquiera había sido comunicada a todas las ramas del gobierno y no se había pasado a otros gobiernos aliados en el bloque occidental.

La información era tan sensible que no había sido comunicada a todas las ramas del gobierno y no se había compartido con otros gobiernos aliados
“Totalmente falso, yo estuve en esa reunión”, replicó el H.R. McMaster, consejero de seguridad nacional. Leyó un comunicado idéntico al que ya reproducía el Post al dar la noticia. “El presidente y el ministro revisaron las amenazas comunes procedentes de la organización terrorista, incluido el peligro para la aviación”, reiteró McMaster.

“En ningún momento salió en la discusión nada sobre la fuentes o métodos, ni se abordó ninguna operación de la que no se haya hablado ya en público”. añadió.

El secretario de Estado, Rex Tillerson emitió un comunicado muy similar al de McMaster, en el que reiteró que no se había hablado de fuentes o métodos.

Pero oficiales de inteligencia expresaron a los dos diarios gran preocupación por el trato de información muy sensible dada por esta administración y las consecuencias. El pasado julio, Paul Ryan, presidente del Congreso, remarcó que “alguien que no sabe manejar secretos no puede recibirlos”, por lo que descartaba a Hillary Clinton tras el caso de sus emails como secretaria de Estado. Trump abogó entonces por endurecer el castigo sobre confidencias de información secreta.

Algunos oficiales de inteligencia han mostrado su preocupación por el trato que da la Administración Trump a la información sensible y sus consecuencias
Según las fuentes citadas por el Post, la exposición de fuentes de informantes, que proveen remarcables interioridades del EI, pone en entredicho la habilidad de Estados Unidos y sus aliados para recibir filtraciones de futuras amenazas terroristas. Trump habría desvelado incluso el nombre de la ciudad en el territorio del EI donde el “socio” de EE.UU. detectó esa amenaza.


En el Times se apuntó que esta revelaciones no parecen ser ilegales, ya que el presidente tiene el poder de desclasificar prácticamente todo. Sin embargo, compartir esta información sin permiso del informante representa una brecha en la práctica del espionaje, además de poner en peligro una relación.