Blogroll



COMPÁRTELO - Rusia asegura haber matado en Siria al líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi

COMPÁRTELO - Rusia asegura haber matado en Siria al líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi

El jefe supremo del grupo yihadista habría muerto en un ataque de la aviación rusa a las afueras de Raqa, donde se está librando una batalla entre los extremistas y una coalición internacional

El líder de la organización yihadista Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Bagdadi, habría muerto en un ataque de la aviación rusa a las afueras de la localidad siria de Raqa, anunció este viernes el Ministerio de Defensa de Rusia, que estaría todavía verificando la información.
“Según informaciones que recibimos por diversos canales, el líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, se encontraba en la reunión de jefes del EI” atacada por la aviación rusa “y fue aniquilado por el ataque” de los aviones Su-35 y Su-34 de finales de mayo, informó el Ministerio, citado por medios locales. El ataque aéreo, que tuvo por objetivo una reunión de dirigentes del grupo extremista, se llevó a cabo el 28 de mayo, después de que sus aviones no pilotados confirmaran el lugar y la hora de la reunión de los jefes del EI.informaron las agencias citando al ministerio.
El ataque aéreo se llevó a cabo el 28 de mayo
En el ataque “también fueron liquidados otros altos jefes del grupo terrorista, integrados en el llamado consejo militar del EI, además de 30 comandantes de rango medio y unos 300 guerrilleros”, aseguran los militares rusos.
Los militares estadounidenses, que dirigen una coalición internacional,que incluyen los kurdos sirios, para luchar contra el EI en Siria e Irak, fueron informados por Rusia antes del ataque.
Hace justo un año corrieron rumores sobre la muerte del líder yihadista. Un supuesto comunicado de Estado Islámico anunciando el fallecimiento de su jefe generó dudas en internet, aunque el Gobierno de EE.UU. nunca llegó a confirmar la noticia.
“El nuevo Osama Bin Laden”
El autoproclamado nuevo califa del mundo islámico, Abu Bakr al Bagdadi, es un hombre ambicioso y despiadado que ha conseguido el ansiado sueño del extremismo islamista, algo que ni siquiera logró Bin Laden: establecer un Estado Islámico, aunque sea sobre el papel.
Desde que en 2014 proclamara el califato, Al Bagdadi se convirtió en la peor pesadilla de los gobiernos de Irak y Siria, en cuyo territorio crearon su califato gracias al avance de un “ejército” con miles o decenas de miles de yihadistas procedentes de todas las partes del mundo.
Un cartel oficial del programa de recompensas del Departamento de Estado norteamericano sobre Abubakr el Bagdadi
Un cartel oficial del programa de recompensas del Departamento de Estado norteamericano sobre Abubakr el Bagdadi (State Department USA)
Esa cifra resulta difícil de establecer, al igual que muchos de los detalles de la vida del nuevo califa, un personaje que ha utilizado con astucia la “invisibilidad” para ascender desde la nada hasta lo más alto del extremismo islámico.
El “hombre más peligroso del mundo” o el “nuevo Osama Bin Laden”, como le bautizaron medios internacionales se llama en realidad Ibrahim Awad Ali Al Badri Al Samarrai. Nació en el seno de una familia religiosa de Samarra, en Irak, en 1971 y estudió Historia Islámica en la Universidad de Bagdad, donde se doctoró a finales de los años 90 del siglo XX.
Esos son los únicos datos biográficos conocidos de Al Bagdadi, a cuya cabeza EE.UU. puso un precio de 10 millones de dólares en 2011, cuando Washington confirmó su liderazgo, con el alias de Abu Dua, al frente de Al Qaeda en Irak, el grupo que, convertido años más tarde en el Estado Islámico de Irak y del Levante (EIIL), está sacudiendo los cimientos de Oriente Medio.